Estudio de Factibilidad 2,con Estudios Definitivos de Ingeniería e Impacto Ambiental del Proyecto: “Construcción del Ferrocarril Interoceánico Norte: Yurimaguas-Iquitos”.

Las características de las unidades edáficas

Se presentan en las fases de pendiente: plana a casi plana (0-2%), ligeramente inclinada (2-4%) y  moderadamente inclinada (4-8%).

Las características de las unidades edáficas incluidas se han sido descritas anteriormente. 

  • Consociación  Huasai-Nanay (HA-NY): Está conformado por las unidades de suelos Huasai-Nanay, en una proporción 50 y 50%, respectivamente. Se presentan en superficies planas a ligeramente inclinadas. Esta asociación se encuentra en terrazas bajas y terrazas medias depresionadas.  

Se presentan en las fases de pendiente: moderadamente inclinada (4-8%).

Las características de las unidades edáficas incluidas han sido descritas anteriormente. 

  • Asociación Nucuray-Pavayacu (NC-PV): Está conformado por las unidades de suelos Nucuray y Pavayacu, en una proporción 50 y 50%, respectivamente. Estas unidades de suelos, se presentan en superficies planas a ligeramente inclinadas. Esta asociación se encuentra en terrazas medias depresionadas.  

Se presentan en las fases de pendiente: plana a casi plana (0-2%), ligeramente inclinada (2-4%) y moderadamente inclinada (4-8%).

Las características de la unidad edáfica Nucuray se ha descrito anteriormente; mientras que, las características del suelo Pavayacu se describen a continuación.

§ Suelo Pavayacu (Hydric Haplohemists)

Se caracteriza por presentar un epipedón histico como único horizonte de diagnóstico, sin horizonte sub superficial de diagnóstico y sin presencia de modificadores texturales ni fragmentos rocosos.

Los suelos se han originado a partir de los materiales  aluviales con granulometría gruesa a media con acumulación de material orgánico (depósitos palustres) en terrazas medias depresionadas. Estas áreas presentan susceptibilidad a riesgos de inundación por agua de lluvia durante precipitaciones intensas. Estos suelos presentan un régimen de humedad acuico y un régimen de temperatura iso hipertérmico.

Suelo de naturaleza orgánica con escaso desarrollo genético, color pardo muy oscuro (10YR 2/2-7.5YR 25/2) en húmedo, moderadamente profundos limitados  por el nivel freático fluctuante, de permeabilidad lenta y de drenaje pobre a muy pobre. La reacción del suelo es extremadamente acida (pH 4.0-

4.31) con una saturación de bases menor de 10%, y no salino (0.12 dS/m). 

La capa superficial posee contenido alto de materia orgánica (82.2%), contenido alto de fósforo disponible (31.3 ppm P) y contenido alto  de potasio disponible (509 ppm K). La fertilidad natural del suelo es alta. 

El suelo descrito corresponde a las calicatas S1-Km 95+000B y S2-Km 99+ 000B (364047 E – 9501466 N y 362843 E – 9505173 N, respectivamente).

  • Consociación  Pucaurco-Iporuro (PR-IP): Está conformado por las unidades de suelos Pucaurco e Iporuro, en una proporción 50 y 50%, respectivamente. Se presentan en colinas bajas del cuaternario y terciario, así como lomadas del cuaternario.  

Se presentan en las fases de pendiente: moderadamente inclinada (4-8%), fuertemente inclinada (8-15%), moderadamente empinada (15-25%) y empinada (25-50%). 

Las características de las unidades edáficas incluidas  han sido descritas anteriormente. 

  • Consociación  Tigrillo-Pavayacu (TL-PV): Está conformado por las unidades de suelos Tigrillo y Pavayacu, en una proporción 50 y 50%, respectivamente. Se presentan en terrazas medias plano-depresionadas y depresionadas.

Se presentan en las fases de pendiente: plana a casi plana (0-2%), ligeramente inclinada (2-4%) y moderadamente inclinada (4-8%).

Las características de las unidades edáficas incluidas han sido descritas anteriormente. 

  • Consociación Ucamara-Pavayacu  (UC-PV): Está conformado por las unidades de suelos Ucamara y Pavayacu, en una proporción 50 y 50%, respectivamente. Se presentan en terrazas medias plano-depresionadas y depresionadas

Se presentan en las fases de pendiente: plana a casi plana (0-2%) y ligeramente inclinada (2-4%).

Las características de las unidades edáficas incluidas han sido descritas anteriormente. 

  • Consociación  Pionero-Nanay (PI-NY): Está conformado por las unidades de suelos Pionero-Nanay en una proporción 50 y 50%, respectivamente. Se presentan en terrazas bajas inundables, complejos de orillares e islas

Se presentan en las fases de pendiente: plana a casi plana (0-2%) y ligeramente inclinada (2-4%).

Las características de las unidades edáficas incluidas  han sido descritas anteriormente. 

6.2.6.7 Capacidad de uso mayor de las tierras

6.2.6.7.1 Generalidades

Teniendo como información básica la naturaleza morfológica del suelo, las características físicas y químicas de los suelos donde se enmarca el proyecto, así como las condiciones ecológicas predominantes del ambiente en donde se desarrollan, se ha determinado la máxima vocación de uso de los suelos, expresada en términos de capacidad de uso mayor.

La información edáfica básica generada en el capítulo precedente está referida a la clasificación taxonómica de los suelos del área de estudio, la cual en conjunción con el ambiente ecológico predominante; permiten determinar la aptitud de uso potencial de las tierras, su calidad agrológica y las limitaciones respectivas que presentan, las cuales expresan las restricciones respecto a su capacidad de uso y consecuentemente al potencial productivo; este acápite, constituye la interpretación práctica  del estudio de suelos.

El potencial de uso de los suelos, se ha establecido según el Reglamento de clasificación de tierras por capacidad de uso mayor del Ministerio de Agricultura (D.S. N° 017-2009-AG). Este reglamento considera tres categorías: grupos de capacidad de uso mayor; clases de capacidad de uso mayor (en base a la calidad agrológica), y subclases de capacidad de uso mayor en función de los factores limitantes predominantes.

La representación de las diferentes unidades de capacidad de uso mayor, establecidas a nivel de subclase está representada mediante un símbolo alfa numérico, en la cual, la primera letra mayúscula (A, C, P, F o X) indica el grupo de capacidad de uso mayor de las tierras: 

  • tierras aptas para cultivo en limpio (A),
  • tierras aptas para cultivo permanentes (C), 
  • tierras aptas para pastos (P), 
  • tierras aptas para producción forestal (F), 
  • tierras de protección (X); 

Estas letras seguidas por un número arábigo (1, 2 o 3) muestra la clase de capacidad de uso mayor o calidad agrológica del suelo, alta (1), media (2) o baja (3) e indican el nivel de fertilidad dentro de cada clase; finalmente, se incluye letras minúsculas para definir a las subclases de capacidad de uso mayor: suelo (s), (erosión) e, clima (c), drenaje (w), sales (l), etc., las que nos indican las limitaciones o deficiencias del uso del suelo en cada subclase. 

En el área de estudio se ha identificado tierras aptas para cultivos en limpio (A), tierras aptas para cultivos permanentes (C), tierras aptas para pastos (P) y  tierras aptas para producción forestal (F).  Dentro de estas categorías, se ha diferenciado  ocho (08) clases de capacidad de uso mayor; distribuido en siete (7) formas no agrupadas y cuatro (4) formas agrupadas de subclases de capacidad de uso mayor; las cuales se muestra en el mapa de capacidad de uso mayor y en el cuadro 76. 

Cuadro 76: Clasificación de las tierras de acuerdo a su capacidad de uso mayor

GrupoClaseSubclaseSuelos  incluidosÁrea m²Ha% 
Unidades no agrupadas 
AA3A3siCatahua en pendiente A  y B. Pionero y Atunchipate en pendiente A.186341205,218634,12053,24 
CC3C3sPampayacu en pendiente B, C y D, Urarinas en pendiente C. Unidos en pendiente D399062401,339906,24016,94 
PP3P3sPalmiche, Miraflores, Urarinas, Firmeza, Nauta, Jeberos en pendiente B y C. Nanay en pendiente A, B y C. Iporuro en pendiente C. Pucaurco-Iporuro en1102094732110209,47319,18 
 GrupoClaseSubclaseSuelos  incluidosÁrea m²Ha%
    pendiente D y C.  Pampayacu  en pendiente D.   
 P3swChonta, Huasai y Trigillo en pendiente B y C. Trompeteros y Nucuray en pendiente A, B y C. Ucamara en pendiente B. 790920021,979092,002213,76
 FF2F2sPalmiche, Pintuyacu, Iporuro, Urarinas y Nauta en pendiente D y E. Unidos, Pampayacu y Pucaurco-Iporuro en pendiente E.1116243776111624,37819,42
 F3F3sePalmiche y Unidos  en  pendiente F y G. Pampayacu, Pintuyacu, Iporuro,  Pucahurco y Pucaurco-Iporuro pendiente F. 728737187,572873,718712,68
 F3swUcamara-Pavayacu, Tigrillo-Pavayacu, Nucuray-Pavayacu,  Huasai, y Trompeteros en pendiente A y B. Punga en pendiente A, B y C. Ucamara, Tigrillo y Nucuray  en pendiente A.1018558038101855,80417,72
 Unidades agrupadas
 A-PA3-P3A3s-P3sPionero-Nanay en pendientes A y B44559651,024455,96510,78
 A3si-P3sPionero-Nanay  en pendientes A108040093,810804,00941,88
 PP3P3sw-P3sChonta y Nanay en pendiente en pendiente A B y C. Huasai-Nanay en pendiente C78188795,217818,879521,36
 P-FP3-F3P3sw- F3swTigrillo-Pavayacu,  Nucuray-Pavayacu, en pendientes B y C.100918094,810091,80951,76
 Otros (cuerpos de agua,  área urbana, etc.)73855695,387385,569541,29

   Fuente: Análisis de laboratorio – muestras recogidas en campo

A continuación, se describe las características de las unidades de suelos, así como las limitaciones de cada uno de ellas, lineamientos de uso adecuado y manejo de cada una de las subclases de capacidad de uso mayor de las tierras dentro del área de estudio.

6.2.6.7.2  Descripción de las subclases de capacidad de uso mayor de las

tierras

a. Tierras aptas para cultivo en limpio (A): En este grupo se encuentran aquellas tierras que presentan las mejores características topográficas y edáficas de la zona para establecer agricultura intensiva, es ubicada en terrazas bajas y terrazas medias de pendiente plana a casi plana y moderadamente inclinada, en las que se puede implementar sistemas agrícolas de tipo intensivo en base a especies anuales y de corto período vegetativo. Dentro de este grupo se ha determinado la Clase de Capacidad de Uso Mayor: A3.  

§ Clase A3

La clase A3 agrupa tierras aptas para la instalación de cultivos en limpio pero presentan baja calidad agrológica debido a las condiciones edáficas, pero con limitaciones más severas que la clase precedente; por lo que requieren de prácticas más intensivas de manejo y conservación de suelos, con el fin de asegurar una producción sostenible. Presentan limitaciones principalmente relacionadas al factor suelos, así como, es necesario considerar la susceptibilidad o riesgos de inundación durante precipitaciones intensas.

Se ha determinado las siguientes Sub clases de Capacidad de uso Mayor: A3s, A3si y A3sw.

§ Subclase A3si

Agrupa a las tierras aptas para cultivo en limpio, de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelos y riesgos de inundación. Está  conformado por los  suelos Catahua en pendiente A  y B, y los suelos Atunchante y Pionero en pendiente A. 

Esta unidad (A3si), también se presenta en forma agrupada a tierras aptas para pastos de calidad agrológica baja y con limitación por suelos (P3s), incluyendo a los suelos Pionero-Nanay  en pendientes A, en terrazas bajas inundables.

Desde este punto de vista edáfico, la limitación esta expresada por el bajo nivel de fertilidad natural (bajo a medio en materia orgánica, fósforo disponible y potasio disponible. 

Las tierras de esta categoría presentan limitaciones físicas, químicas y biológicas para la producción de cultivos en limpio, se encuentran en áreas adyacentes a los ríos Chambira, Pintuyacu, Tigre, Corrientes, Tigrillo, Urituyacu, Marañón, Aypena, Pampayacu, Shapuyacu, Shanushi, Paranapura, etc.

Limitaciones de uso

Las limitaciones de uso de estos suelos están referidas al factor edáfico, expresado a través de su baja fertilidad natural, determinada por el contenido de materia orgánica y nitrógeno, fósforo disponible y potasio disponible; por lo que el uso intensivo de estos suelos está relacionado a la adecuación del suelo a las condiciones nutricionales de los cultivos a instalar.

También es necesario considerar, la susceptibilidad del área a la inundación cuando ocurren precipitaciones intensas. Por lo que evaluar las condiciones de drenaje natural de los suelos es fundamental para la instalación de cultivos anuales o de corto período vegetativo. 

Lineamientos de uso y manejo

El uso intensivo de estos suelos con fines agrícolas requiere de condiciones edáficas adecuadas, así como la implementación de intensas medidas de manejo y prácticas de conservación de suelos. En este caso, es muy importante en base a las necesidades del cultivo, la aplicación de fuentes de materia orgánica en sus diversas formas para conservar o mejorar su nivel en el suelo, las condiciones físicas y su nivel de fertilidad. Asimismo, realizar la aplicación racional de fertilizantes nitrogenados, fosfatados y potásicos. Además, debe considerarse un adecuado programa de rotación de cultivos incluyendo leguminosas y especies adaptadas a las condiciones ecológicas de la zona.

Entre las especies recomendables, se menciona “yuca” Manihot esculenta “Maíz”

Zea maíz, “arroz” Oriza sativa, “maní” Arachis hipogea L, “fríjol” Phaseolus vulgaris L., “soya” Glycine max, “zapallo” Curcubita máxima, etc. Complementariamente, es posible la instalación de plantaciones de especies frutales como “plátano” Mussa Sp, “cítricos” Citrus spp, etc.

§ Subclase A3s

Agrupa suelos aptos para cultivo en limpio de calidad agrológica baja y presenta limitación relacionada al factor edáfico. 

Esta subclase de capacidad de uso mayor (A3s) se presenta en forma agrupada a tierras aptas para pastos de calidad agrológica baja y con limitación por suelos (P3s); incluyendo a la asociación de suelos Pionero-Nanay en pendientes A y B. 

Son suelos profundos, de fertilidad natural baja, con niveles bajo a medio en materia orgánica y potasio disponibles y bajo en fósforo disponible.

Limitaciones de uso

Las limitaciones están referidas, principalmente al factor edáfico debido al desbalance nutricional determinada por el contenido de fósforo disponible respecto a la materia orgánica, nitrógeno y potasio disponible. En algunos casos a la reacción muy fuertemente ácida.

Lineamientos de uso y manejo

El uso agrícola está relacionado a la instalación de especies anuales o de corto período vegetativo adaptado  a las condiciones ecológicas del área.  

Para generar las condiciones edáficas adecuadas, se requiere de la implementación de intensas medidas de manejo y prácticas de conservación de suelo, considerar la incorporación de enmiendas orgánicas (estiércoles o residuos de cosechas) e inorgánicas (calizas) con la finalidad de incrementar el contenido de humus, mejorar  las condiciones físicas y químicas, así como mantener su fertilidad; complementado con la aplicación racional de fertilizantes nitrogenados, fosfatados y potásicos en función a las necesidades nutricionales del cultivo. 

Es necesario considerar un adecuado programa de rotación de cultivos para aumentar la eficiencia de asimilación de los nutrientes, incluyendo leguminosas y gramíneas  enfatizando en especies adaptadas a las condiciones ecológicas de la zona y con especies similares a las expuestas en el ítem anterior.

b. Tierras aptas para cultivos permanentes (C): Están constituidas por tierras aptas  para establecer agricultura del tipo permanente. Dentro de este grupo se determinó la clase de capacidad de uso mayor: C3.  

§ Clase C3

Agrupa suelos aptos para cultivos permanentes, de calidad agrológica baja; presenta características apropiadas para la explotación de cultivos permanentes incluyendo especies de frutales. Requiere prácticas intensivas de manejo y medidas de conservación de suelos. Dentro de esta clase se determinó la  subclase de capacidad de uso mayor: C3s.

§ Subclase C3s

Agrupa a las tierras aptas para cultivos permanentes de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelos. Corresponde a las unidades de suelos Pampayacu en pendiente B, C y D, al suelo Urarinas en pendiente C, y la unidad de suelo Unidos en pendiente D.

Limitaciones de uso

Las limitaciones de uso están referidas, principalmente al factor edáfico debido a la baja fertilidad natural y al desbalance nutricional determinado por el nivel de fósforo disponible respecto a  la materia orgánica, nitrógeno y potasio disponible.

Lineamientos de uso y manejo

El uso intensivo de estos suelos implica la utilización de especies apropiadas para las condiciones ecológicas, la implementación de intensas medidas de manejo y prácticas de conservación de suelos. Un ejemplo típico es el sistema tresbolillo, que incluye especies de cobertura para las áreas libres entre planta y planta con la finalidad de evitar erosión.

En base a las necesidades del cultivo, es muy importante la incorporación de fuentes de materia orgánica como rastrojos y abonos verdes para mejorar las condiciones físicas de los suelos, aplicar enmiendas inorgánicas, y realizar la aplicación racional de fertilizantes nitrogenados, fosfatados y potásicos. Asimismo, debe considerarse un adecuado programa de rotación de cultivos de cobertura adaptados a las condiciones ecológicas de la zona.

Se recomienda especies de frutales adaptadas a las condiciones ecológicas de la zona, incluyendo pastos introducidos.

c. Tierras aptas para pastos (P): Comprende aquellas tierras que no presentan características topográficas y edáficas adecuadas para establecer cultivos en limpio o especies permanentes, pero si es factible implementar pasturas. Dentro de este grupo se determinó la clase de capacidad de uso mayor: P3  

§ Clase P3

La clase P3 agrupa los suelos aptos para la producción de pastos de calidad agrológica baja y requiere de prácticas intensivas de manejo y medidas de conservación de suelos. Dentro de esta clase se determinó las subclases: P3s y P3sw. 

§ Subclase P3s

Agrupa tierras aptas para la producción de pastos de calidad agrológica baja y presenta limitaciones relacionadas al factor edáfico. Incluye a los suelos Palmiche, Miraflores, Urarinas, Firmeza, Nauta, Jeberos en pendiente B y C; al suelo Nanay en pendiente A, B y C; al suelo Iporuro en pendiente C, al suelo Pampayacu  en pendiente D, y a la asociación de suelos Pucaurco-Iporuro en pendiente D y C.  

Esta unidad (P3s), también se presenta en forma agrupada a tierras aptas para la producción de pastos de calidad agrológica baja y con  limitaciones relacionada al factor edáfico y condiciones de drenaje (P3sw); incluyendo a los suelos Chonta y Nanay en pendiente en pendiente A B y C, y a la asociación de los suelos Huasai-Nanay en pendiente C. 

Limitaciones de uso

La limitación principal está referida a la baja fertilidad natural del suelo, debido al desbalance nutricional determinada por el contenido de fósforo y potasio disponibles respecto al contenido de materia orgánica y nitrógeno. Así como la reacción extremadamente acida de los suelos.

Lineamientos de uso y manejo

La producción de pastos está relacionada a la instalación de especies nativas y especies introducidas con tolerancia  a la extrema acidez y las altas concentraciones de aluminio cambiable.

Requiere establecer prácticas intensas de conservación de suelos para minimizar los riegos de deterioro, y enfatizar en la asociación de especies de gramíneas y leguminosas, con la finalidad de mejorar la eficiencia de asimilación de los nutrientes y mantener la fertilidad natural del suelo. 

Es fundamental, practicar sistemas de rotación en el pastoreo,  considerar el tiempo de pastoreo, la carga animal óptima y evitar el sobre pastoreo.

§ Subclase P3sw

Agrupa tierras aptas para la producción de pastos de calidad agrológica baja y presenta limitaciones relacionadas al factor edáfico y condiciones de drenaje. Incluye a los suelos Chonta, Huasai y Trigillo en pendiente B y C, a los suelos Trompeteros y Nucuray en pendiente A, B y C, y al suelo Ucamara en pendiente B.

Esta unidad (P3sw), también se presenta en forma agrupada a tierras aptas para la producción de pastos de calidad agrológica baja y con limitaciones relacionadas al factor edáfico (P3s); incluyendo a los suelos Chonta y Nanay en pendiente A B y C, y a la asociación de los suelos Huasai-Nanay en pendiente C.

Asimismo, la unidad (P3sw), se presenta en forma agrupada a las tierras aptas para la producción forestal de calidad agrológica baja y con limitaciones por suelos y condiciones de drenaje (F3sw), incluyendo a las asociaciones de suelos Tigrillo-Pavayacu y  Nucuray-Pavayacu en pendientes B y C. 

Limitaciones de uso

La limitación principal está referida a la baja fertilidad natural del suelo, y al desbalance nutricional determinada por el contenido de fósforo respecto a los de potasio disponible y contenido de materia orgánica y nitrógeno. Así como la reacción extremadamente acida de los suelos.

Lineamientos de uso y manejo

La producción de pastos está relacionada a la instalación de especies nativas y especies introducidas con tolerancia  a la extrema acidez y las altas concentraciones de aluminio cambiable.

Requiere establecer prácticas intensas de conservación de suelos para minimizar los riegos de deterioro, y enfatizar en la asociación de especies de gramíneas y leguminosas, con la finalidad de mejorar la eficiencia de asimilación de los nutrientes y mantener la fertilidad natural del suelo. 

Es fundamental, practicar sistemas de rotación en el pastoreo,  considerar el tiempo de pastoreo, la carga animal óptima y evitar el sobre pastoreo.

d. Tierras aptas para producción forestal (F): Agrupa suelos con severas limitaciones edáficas y topográficas que los hacen inapropiados para las actividades agrícolas y pecuarias de cualquier tipo, pero si es posible la producción de especies forestales de interés comercial o con fines de protección de cuencas. Dentro de este grupo de capacidad de uso mayor se determinó la siguientes clases: F2 y F3

§ Clase F2

Corresponde a las tierras aptas para la producción forestal con fines de explotación o conservación de cuencas y presentan calidad agrológica media. La explotación de estos suelos requiere de la implementación de prácticas moderadas de conservación del suelo. Dentro de esta clase se identificó la subclase de capacidad de uso mayor: F2s.

§ Subclase F2s

Incluye a las tierras aptas para la producción forestal de calidad agrológica media y con limitaciones por suelos.  Esta subclase está conformada por los suelos Palmiche, Pintuyacu, Iporuro, Urarinas y Nauta en pendiente D y E, y los suelos Unidos, Pampayacu y Pucaurco-Iporuro en pendiente E.

Limitaciones de uso

La limitación más importante de estos suelos, está relacionada a la baja fertilidad natural del suelo, debido principalmente al desbalance nutricional generada por las deficiencias de fósforo y potasio disponibles respecto al nivel de nitrógeno y materia orgánica. Adicionalmente, presentan limitaciones por la clase textural y extrema acidez asociado a la pendiente.  

Lineamientos de uso y manejo

Por las limitaciones de uso del tipo edáfico existente, estos suelos sólo podrán ser utilizados para la forestación y/o reforestación con especies forestales nativas u originales, es posible incluir especies forestales adaptadas a las condiciones ecológicas predominantes de la zona, manejadas con técnicas agroforestales apropiadas complementadas con cultivos de cobertura. La reforestación debe constituir una práctica permanente orientada a la conservación y uso racional de los suelos. 

Se recomienda la extracción selectiva y racional, para evitar la erosión. Entre las

especies recomendadas para la zona se tiene: “Casha huasca Cardiospermum grandiflorum, “Huasai” Euterpe sp, “Ruturi” Helicornia cannidea, “Ungurahui” Jessenia sp.,  etc.

§ Clase F3

Corresponde a tierras aptas para la producción forestal de calidad agrológica baja. La explotación de estos suelos requiere de la implementación de prácticas intensas de conservación del suelo.

Dentro de esta clase se identificó las siguientes subclases de capacidad de uso mayor: F3se y F3sw.

§ Subclase F3se

Incluye a las tierras aptas para la producción forestal de calidad agrológica baja con limitaciones por suelos y riesgos de erosión. Se ubican en laderas de colinas bajas y altas muy empinadas. Esta subclase está conformada por los suelos Palmiche y Unidos  en  pendiente F y G, y los suelos Pampayacu, Pintuyacu, Iporuro,  Pucahurco y Pucaurco-Iporuro pendiente F.

Limitaciones de uso

Dentro de las limitaciones más importantes, los riesgos de erosión debido a la pendiente muy empinada es mucho mayor; asimismo, se considera la baja fertilidad natural del suelo, relacionada principalmente al desbalance nutricional producida por los niveles bajos de fósforo disponible respecto al contenido de nitrógeno y potasio disponible.  Lineamientos de uso y manejo

Establecer programas de forestación y/o reforestación con especies forestales propias, es posible incluir especies adaptadas a las condiciones ecológicas del lugar, manejadas con técnicas agroforestales apropiadas y complementadas con cultivos de cobertura. 

En estas áreas de bosques naturales, la reforestación debe constituir una práctica permanente orientada a la conservación de los suelos, así como practicar extracción selectiva y racional de especies, con la finalidad de protección de cuencas, al igual que el ítem anterior se recomienda cultivar la misma especie.

§ Subclase F3sw

Incluye a las tierras aptas para la producción forestal de calidad agrológica baja y con limitaciones por suelos y problemas de drenaje. Esta subclase está conformada por los suelos Huasai, y Trompeteros así como a la asociación de suelos Ucamara-Pavayacu, Tigrillo-Pavayacu y Nucuray-Pavayacu en pendiente A y B, al suelo Punga en pendiente A, B y C, y a los suelos Ucamara, Tigrillo y Nucuray  en pendiente A. Son suelos limitados subsuperficialmente por el nivel freático fluctuante que tiende a ser superficial.

Limitaciones de uso

Dentro de las limitaciones, más importantes de estos suelos destacan la baja fertilidad natural del suelo relacionada al nivel bajo de fósforo y potasio disponibles. La profundidad efectiva del suelo es limitada por el nivel freático con predominancia de condiciones de reducción. Estas características, limitan el uso agropecuario del suelo, a la producción forestal.

Lineamientos de uso y manejo

Por las fuertes limitaciones existentes, estos suelos sólo pueden ser utilizados para la producción forestal, incluyendo forestación y/o reforestación con especies forestales nativas o propios de la zona, o especies adaptadas a las condiciones ecológicas predominantes, las cuales, pueden ser  manejadas con técnicas agroforestales apropiadas.

Entre las especies recomendables tenemos: “Casha huasca Cardiospermum grandiflorum, “Renaco” Ficus sp., “Aguaje” Mauritia flexuosa, “Aguajillo” Mauritiella peruviana, “Huasai” Euterpe sp, “Ruturi” Helicornia cannidea, “Ungurahui” Jessenia sp.,  etc.

Publicado por geologofredyguerra

Soy ingeniero geólogo de la Universidad Nacional de Ingeniería, radicó en la ciudad de Iquitos - Perú. Actualmente soy gerente general e ingeniero geólogo consultor de mi empresa Servicios Geo Aire Puro S.A.C. Durante 33 años he recorrido toda la selva peruana en especial la región Loreto, realizando zonificaciones ecológicas y geológicas, en proyectos de geotecnia, instrumentación geotécnica y geofísica, geomecánica aplicadas a construcción civil y en temas de geoquímica ambiental, identificación y caracterización de suelos, pasivos ambientales, gestión de calidad (ISO 9001- 14001).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: